La fábrica de violines

Según palabras de los propietarios de esta casa así comenzó su fascinante aventura:

24 de diciembre 2000. Nos arrastramos a través de una puerta de madera vieja maltratada en un gran almacén que apenas existe. Palomas arrullando y la nieve que cae sobre nuestras cabezas.

Más tarde, en el tren, por fin mi marido habló: "Tienes media hora para convencerme de por qué debemos comprar este montón." El resto es historia y la aventura que resultó ser.

Brindo por Milko, por tener la fe y la paciencia para llevarlo a cabo y por nuestros padres y amigos por estar con nosotros mientras se gestó esta transformación increíble.

Cualquiera que esté inmerso en la realización de un proyecto de construcción, sabe como ellos que: "vivir la visión, vivir el sueño y recordarlo será una manera de disfrutar del viaje".







Un deteriorado edificio escondido en Waterloo, un proyecto de medio año que se completó sin reparar en gastos. Louise y su esposo Milko convirtieron este edificio histórico en una obra maestra moderna.

En este loft transformaron la antigua fábrica de violines que está situada en el corazón de Waterloo de Londres.








La unión de estos espacios de salón y cocina, con gran capacidad ambos, lo hace un lugar perfecto para su uso actual, disponible para eventos privados y reuniones corporativas.









La exquisitez de sus detalles decorativos, lo hacen un lugar especial donde cualquier reunión puede ser un éxito y un disfrute para los asistentes.





Yo le añadiría un punto de calidez con algunos tejidos y alfombras, pero es por poner una pega, me iría allí ahora mismo a celebrar mi cumpleaños ;-).

Sonia Ruano

Comentarios